Publicado: 30 de Abril de 2016 a las 09:38



Cada producto es mejor según qué necesidad, y eso pretendemos desentrañar hoy.


1. La Paleta tiene un mayor porcentaje de grasa.


Esta es una de las variables que controla el paladar a la hora de elegir entre una y otra, puesto que el mayor porcentaje de grasa que tiene la Paleta con respecto al Jamón inclina a unos por una o por otra. Se trata de una cuestión meramente subjetiva pero que supone fundamental para disfrutar de tu ibérico como sólo tu sabes.


paleta-bellota


2. El Jamón tiene mayor tamaño.


El Jamón es resultado de las patas traseras del cerdo, mientras que la Paleta, naturalmente, es de los delanteros. Por tanto, se traduce en un producto de mayor tamaño, más pesado y alargado. Este factor puede tener sus beneficios y lo contrario, por ejemplo, si se consume sólo de cuando en cuando quizás sea más recomendable la compra de una Paleta.


3. El Jamón tiene un mayor rendimiento de la carne.


Por ejemplo para grandes celebraciones o en restauración, es muy bien valorado el uso del Jamón por encima de la Paleta porque el porcentaje de pérdida (alrededor del hueso sobre todo) es mucho menor. De esa forma, es un producto más rentable.